La lejanía

Si algo he apreciado del hecho de recorrer grandes distancias en espacios cortos de tiempo es de la capacidad de transformacion que provoca en uno mismo.
Proveernos del misterio de lo novedoso, de lo desconocido es algo que se deberia tener en cuenta, es mas deberia ser de obligada prueba.

Así pues, unas vacaciones lejos del hogar diario dispone a uno de energía y vitalidad con suficiencia para convertir su persona, hastiada tras el día a día natural, en alguien símil-mente diferente.

Afortunadamente estos rasgos no han de ser algo tan llamativo como para no pasar desapercibido a los observadores y puede manejarse con la suficiente discreción para no ser considerado por nadie mas que para uno mismo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Añoranza, De mi. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s