Intentos

Tan sólo se puede catalogar a un ignorante desde una posición ausente de ignorancia, hablando de una ignorancia concreta ya que, en un plano general, todos somos bastante ignorantes.Pero si afirmamos que los inteligentes, digamos aquellos que gozan de una no-ignorancia concreta, están llenos de dudas, podríamos decir que no tienen la suficiente autoridad para poder afirmar quien es o deja de ser ignorante, pues incluso ellos podrían serlo para sí mismos. Lo cual nos conduce a la célebre frase que sintetiza una parte la doctrina filosófica de Sócrates.¿Entonces, si tan sólo sé que no sé, como puedo distinguir a los ignorantes que se ocultan tras el velo de falacias y sofismos?Sócrates mismo nos da la respuesta a este enigma, sentando así las bases para el inicio del conocimiento teórico. Saber que no sé, precede a un conocimiento, implicito, que todo aquel que cree saber ni tan siquiera a comenzado a vislumbrar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Añoranza, Intentos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s